• info@clinicaosteopatica.com
  • |
  • català
  • |
siguenos en google+ siguenos en pinterest siguenos en instagram
93 241 77 47
whatsapp+34 626 072 186

Limpieza Hepática

Limpieza Hepática

La limpieza y el drenaje hepático

En nuestra Clínica es Rocio Acosta, Naturópata e Hidroterapeuta la responsable de acompañarle en el proceso de su limpieza Hepática.

El concepto de «limpiar» el hígado apunta a una activación suave de sus funciones excretorias con un propósito de eliminar la bilis antigua y retenida dentro de las vías biliares y conseguir una evacuación vesicular regular y completa. Es un proceso delicado que se puede hacer con plantas medicinales, suplementos, sales, aceites y determinados alimentos.

Con la limpieza hepática conseguimos los siguientes objetivos:

  • En primer lugar, drenar de forma completa y eliminar lo que ya se encuentra acumulado (las toxinas, el colesterol y otras fracciones de las grasas).
  • En segundo lugar, mantener el flujo de la bilis activo y la estimulación de la movilidad de la vesícula, adecuada a la alimentación.

¿Qué pasa durante el proceso de la desintoxicación y de la limpieza hepática?

Durante los días de «la preparación» y mediante una dieta y el uso de unos remedios naturales, los materiales tóxicos y grasosos hepáticos se suavizan y adquieren una consistencia más líquida (para poder ser expulsados posteriormente); las vías biliares se dilatan y se relajan.

Al acabar con la preparación, la vesícula y las vías hepáticas reciben un «estímulo» persistente, por el cual están obligadas a realizar unas contracciones musculares rápidas y fuertes, y a expulsar su contenido.

Siempre existe un riesgo de reciclaje y de reabsorción de esta toxicidad hepática movilizada, y además estas «piedras» son muy pegajosas y pesadas y suelen quedarse en el colon durante un rato; por eso es muy importante realizar un buen lavado intestinal, hidroterapia de colon, que realizamos en nuestra clínica,  como una medida óptima posterior a la limpieza hepática.

Recuerda que no sirve para curar enfermedades o complicaciones hepáticas. Y no abuses de la limpieza porque tampoco es bueno para tu salud. Si la quieres repetir, espera un tiempo prudencial para hacerlo.